La historia de un padre con TDAH que hubiera querido haber buscado antes el diagnóstico

#papafa #tdah #mesconcientizaciontdah


Octubre trae consigo temperaturas más bajas, disfraces de Halloween y huertos de calabazas. El mes más fantasmagórico del año también es el mes de la concientización sobre el TDAH. El trastorno de déficit de atención con hiperactividad o TDAH es una “afección neurológica que afecta la función ejecutiva, la memoria de trabajo, la impulsividad, la concentración, la distracción y la salud emocional”. Este mes sirve para generar conciencia y continuar derribando estigmas asociados con un trastorno frecuentemente estigmatizado. En PA Parent and Family Alliance quisimos reunirnos con un padre de Pensilvania, Kevin Welsh, que recién fue diagnosticado con TDAH luego del nacimiento de sus cuatro hijos, a fin de obtener una perspectiva sobre cómo es crecer con un trastorno no diagnosticado, cómo lo afectó como estudiante y cómo ha cambiado su vida luego del diagnóstico. También queremos conectar a los padres con algunos recursos muy útiles que pueden ayudarlos a comprender mejor y a ayudar a sus hijos con TDAH y pueden comenzar a responder algunas preguntas que se hacen los padres que sospechan que su hijo/a podría tener TDAH.


Cuando le preguntamos a Welsh si recuerda haber tenido problemas en el aula, menciona que se ocultaba detrás de su humor. “Molestaba mucho en clase porque me resultaba mucho más fácil que prestar atención”, dijo Welsh, “sobre todo en la clase de Matemáticas usaba mi sentido del humor y mi personalidad para tratar de distraerme de que, sin importar cuánto me esforzara por concentrarme y resolver los problemas, rara vez lo lograba”. La charla excesiva y distraerse de las tareas encomendadas son síntomas de TDAH que pueden reconocerse en un niño. Para obtener una lista más amplia de los síntomas que se pueden buscar en un niño/a, haz clic aquí.


Welsh se esforzó mucho cuando estudiaba y se autodenominó “un estudiante de B como mucho”. Este puede ser el caso de muchos niños con TDAH ya que a menudo tienen que esforzarse más para concentrarse en las tareas encomendadas y su estado natural con frecuencia es distinto al de otros niños. Para obtener una explicación más profunda sobre esta idea, echa un vistazo a lo que desarrolla el Dr. Deep Penesetti.


No fue sino hasta una conversación casual con su médico durante un chequeo anual que surgió el tema. Estaba hablando con el médico sobre el estrés de ser un padre joven de cuatro hijos y dijo que con frecuencia le costaba terminar las tareas y que lo que en un segundo era prioritario para él, al siguiente segundo prácticamente lo había olvidado. Esto le traía problemas en el trabajo y en casa con sus jefes y su esposa que se sentían frustrados con los resultados, o la falta de resultados, de muchos proyectos que comenzada con mucha iniciativa. El doctor finalmente le diagnosticó TDAH y le recetó Adderall. Este diagnóstico le trajo gran alivio, ya que finalmente comenzó a entender por qué ciertas cosas le habían resultado tan difíciles toda su vida. Segundos después del alivio lo inundó una mezcla de otras emociones, entre ellas ansiedad, estrés, curiosidad y miedo.


“Se lo dije a mi jefa inmediatamente. Trabajaba en ventas y mi jefa siempre me preguntaba cómo era que podía crear tan buenos lazos con nuestros clientes, al punto en que me invitaban a los cumpleaños de sus hijos, pero no siempre podía cerrar los tratos y hacer la venta. El diagnóstico le dio sentido a esta inquietud que ella tenía y conocerlo y tomar el medicamento para ello me convirtió en un mejor vendedor. Al abrirme con relación a mis síntomas y diagnóstico con mi jefa, ella se puso a pensar en su propio hijo. Lo llevó al médico y también le diagnosticaron TDAH”. En PA Parent and Family Alliance hemos visto la importancia de ser vulnerable y contar tu historia. Esta interacción con su jefa no solo ayudó a Welsh como vendedor, sino también al hijo de ella a recibir el diagnóstico que tanto necesitaba.

Cuando se enfrentó con la tarea de contarle a su esposa sobre su diagnóstico, dudó un poco más. Su esposa fue criada por una madre soltera de las que prefería un enfoque de la crianza al estilo “sé fuerte, no te quejes” que le pasó a su hija. Esto y el estigma generalizado en torno a los problemas de salud mental le generaban temor de contar su situación a las personas importantes de su vida. Le contó a su esposa lo que le había dicho el médico y que pensaba tomar la medicación que le habían recetado. Mentiría si dijera que su esposa fue completamente comprensiva y alentadora al principio. “La parte más difícil es que nadie puede verlo; si te quiebras una pierna, todos lo ven y saben que obviamente te colocarán un yeso. Cuando algo anda mal en tu mente nadie puede verlo físicamente, por lo tanto es más difícil que comprendan que necesitas hacer un tratamiento”, dijo Welsh. Su mujer, sin embargo, cambió su postura al notar una marcada diferencia cuando empezó a cumplir las tareas y estar pendiente de las cosas.


“Desearía haber sido diagnosticado antes en mi vida. Creo que me hubiera ayudado en todos los aspectos. Pero lo más importante es que creo que si hubiera sabido que tenía TDAH me hubiera ayudado a terminar la universidad. Cuando estaba en la universidad me distraía con mucha facilidad y me costaba mucho concentrarme en mi trabajo. Una de las cosas que más lamento es haberla abandonado y creo que el diagnóstico hubiera cambiado eso”,

Welsh creció en los ochenta cuando la enfermedad mental estaba muy estigmatizada. Tus hijos están creciendo en una época en la que hay más comprensión e investigaciones en torno al mundo de la salud mental. Si sospechas que tu hijo/a podría tener TDAH, haz clic aquí para hacer un examen en línea y ver si los síntomas de tu hijo podrían indicar un TDAH.


Si eres un padre/madre que lee esto pensando que podría estar en el mismo barco que Welsh y tener TDAH, haz clic aquí para hacer la prueba de TDAH para adultos en línea. Cuando le preguntamos a Welsh que le diría a un padre/madre joven que atraviesa los mismos problemas que él pero lo pone nervioso/a buscar ayuda, dijo: “Para ser un mejor padre/madre tienes que cuidarte a ti mismo. Evalúate a ti mismo y haz lo necesario para asegurarte de estar disponible para ellos de la forma en que ellos necesitan”.


Compartir su historia no solo lo hizo a Welsh mejor pareja y padre, sino también ayudó a su jefa a encontrar respuestas sobre el comportamiento problemático de su hijo. Compartir tu historia es importante. Para saber cómo puedes hacer oír tu voz en tu comunidad y otras, haz clic aquí.


0 次瀏覽

最新文章

查看全部

PA Parent and Family Alliance

is a state-wide program of the

Allegheny Family Network

EIN 20-2080261

©2021

 

We are grateful for the financial support from SAMHSAPA Care Partnership, and OMHSAS

2020.21 RCPA Proud Member logo.jpg

contact@paparentandfamilyalliance.org

425 N Craig St. Suite 500

Pittsburgh, PA 15213

Parent Support Line 888-273-2361 

Business Tel: 412-438-6129